¿Es “sobretodo” o “sobre todo”? – @BienMeEscribe

Bien, hablemos de errores comunes, o mejor: ¡MUY comunes!

Autor: @BienMeEscribe

¿sobretodo o sobre todo? @BienMeEscribe - www.mariangelruiz.com

Muchas veces, al leer artículos en diferentes sitios web, periódicos, entrevistas o publicaciones en redes sociales, me consigo con un “sobretodo” utilizado de manera incorrecta. En realidad, es más común de lo que te imaginas, y capaz no estás muy seguro/a de cuál es el error, por eso hoy quiero dejarte un poquito de información al respecto.

Primero lo primero: “sobretodo” y “sobre todo” NO significan lo mismo, de modo que no se pueden utilizar de manera indiferente porque suponen cosas distintas. Recuerda que cada vez que escribas tienes que tomar en cuenta el sentido que le estás dando a cada palabra de tu oración, porque de no hacerlo, tu lector interpretará todo de una manera diferente, o simplemente se desanimará al momento de leer tu escrito (¡no queremos eso!).

Y como quiero que hoy te quede todo claro, voy a dejarte un repaso rápido pero efectivo para que, si tenías la confusión, te vayas con más claridad para tus escritos.

Repasemos:

Si buscas “sobretodo” en el diccionario, verás que se trata de una prenda de vestir que utilizas sobre otras prendas para abrigarte. Entonces, un sobretodo es una prenda de ropa. Miremos un ejemplo: Ayer usé el sobretodo porque hacía demasiado frío” o “¿qué te pareció el sobretodo que me compré?”. Conclusión: sobretodo (pegado) si nos referimos a la prenda de ropa.

Ahora, “sobre todo” (en dos palabras) equivale a “principalmente” o “especialmente”, así que un buen truco para asegurar que estás haciéndolo bien es sustituir “sobre todo” por alguno de sus equivalentes, por ejemplo: “Estudiar es importante, sobre todo (especialmente) si quieres ser admitido” o “tienes que comprometerte, sobre todo (principalmente) porque es tu responsabilidad”.

Recuerda que la escritura es cuestión de práctica y de recordar los detalles… ¡Todo está en ellos! Así como en tomar en cuenta lo que quieres decir y el sentido que quieres que tus oraciones tengan. Por eso, tómate un momento para releer, cuestionarte y borrar lo que haga falta, no va a pasar nada malo.

Espero que este encuentro entre “sobre todo” y “sobretodo” te sea útil y comiences a aplicar lo que aprendiste en tus oraciones para que queden más increíbles de lo que ya pueden ser.

¡Nos leemos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *